martes, 19 de abril de 2011

"De lo sagrado a la Imaginación" de Avelina Cegarra estará a partir del 20 de abril en el Espacio Alterno del Museo de Arte Colonial de Mérida.



La representación pictórica de imágenes de culto religioso cristiano ha estado asociada a los aspectos solemnes y devocionales. Avelina se adentra en la concepción de la preservación de elementos icónicos que han sido olvidados en el tiempo, o escasamente elaborados por los artistas actuales.

La tradición de emplear imágenes como objetos de veneración han sido y serán los instrumentos para reconocer el carácter devocional de la comunidad cristiana en la actualidad. La artista se adentra a esta concepción, siguiendo las bases para la construcción de la imagen; para ello, emplea diversos medios expresivos, establece cánones, aplica de antemano su estilo particular a través del envejecido y la pátina, posibilitando la recreación de la producción artística, el espíritu y la religiosidad cristiana. De esta forma extrae temas de relevancia histórica (pasión y muerte de Jesucristo, temas marianos y hagiográficos), recreados a través de diversos estilos como el arte románico, el arte de la época medieval del siglo XIII hasta los esbozos renacentistas de grandes pintores como Giotto (1267-1337), Masaccio (1401-1428) y adicional a ello, la expresión pictórica de los iconos rusos.

Avelina reconoce su formación inicial en el seno familiar, de tradición netamente religiosa, inspirándose en pinturas de gran formato de estilo colonial cuando afirma que:

(…) se imponía ante mí, una pequeña capilla, donde una inmensa e impresionante pintura al estilo colonial de San Cristóbal adornaba la pared del fondo creando una atmósfera poderosa y celestial. Si a todo esto se le suma ese pequeño don de sensibilidad hacia la pintura con el cual la naturaleza me ha dotado, podría decir que lo que me ha motivado a reproducir estas obras ha sido todo ese misterio, espiritualidad, sentimiento y vida que para mi emanan las imágenes religiosas, sin subestimar la riqueza y belleza de su color, que también han acrecentado mi inspiración para plasmarlas.

De esta forma, Avelina imagina y crea su obra empleando antiguas técnicas como el batik (pintura elaborada a base de cera virgen de abeja combinada con otros pigmentos), así como el temple. La decoración está elaborada en repujado sobre metal, calado y pirograbado en láminas de papel oro, técnicas que lenta y progresivamente han sido sustituidas por las actuales tecnologías en las artes pictóricas.